21 Oct 2020

S.M. el Rey: “España necesita de líderes empresariales que busquen y encuentren la forma de potenciar y mejorar el tejido productivo”

 

Nadia Calviño:Solo actuando conjuntamente se pueden sacar proyectos de país de esta envergadura”

Isidro Fainé pide a las fuerzas políticas que estén “a la altura que exige el momento actual y antepongan los intereses del conjunto del país a cualquier otra consideración” 

  • S.M. el Rey preside el acto de clausura del Congreso de Directivos CEDE. 
  • Junto a S.M. el Rey han participado en la clausura la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño; el presidente de la Fundación CEDE y de la Fundación Bancaria “la Caixa”, Isidro Fainé; y el president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig.
  • Más de 3.500 empresarios y directivos han participado en esta XIX edición del Congreso de Directivos CEDE, retransmitido por streaming. 
  • Bajo el lema ‘El tiempo del liderazgo transformador’ los máximos directivos institucionales y empresariales han abordado hoy en el Palau de les Arts Reina Sofía de Valencia los retos de futuro frente a un presente excepcional.
  • Paralelamente al Congreso se ha celebrado el ‘Encuentro de Jóvenes – Talento en Crecimiento’, permitiendo que casi 700 estudiantes participen en las conferencias tanto presencialmente como vía streaming con el objeto de poner en valor su talento y empoderarles.

 

Valencia, 21 de octubre de 2020. S.M. el Rey ha presidido el acto de clausura del XIX Congreso de Directivos CEDE- Confederación Española de Directivos y Ejecutivos, que se ha celebrado hoy en el Palau de les Arts Reina Sofía de Valencia, encuentro retransmitido en streaming, con cerca de 4.000 participantes (376 presenciales y más de 3.500 online).

Esta última sesión de despedida también ha contado con las intervenciones de la ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño; el presidente de la Fundación CEDE y de la Fundación Bancaria “la Caixa”, Isidro Fainé; y el president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig. El Congreso de Directivos CEDE se ha convertido un año más en uno de los eventos empresariales más destacados de España por la cantidad y calidad de los asistentes, contribuyendo a aportar su visión y propuesta de soluciones para hacer frente a un presente excepcional potenciando e impulsando el tejido empresarial en el contexto actual. ‘El tiempo del liderazgo transformador’ ha sido el eje sobre el que han girado todas las ponencias.

S.M. el Rey comenzó su intervención resaltando “la honda preocupación que genera en el ánimo de todos las dificultades y la incertidumbre que, de una u otra manera, condicionan la vida estos días, tanto en nuestro país como en gran parte de Europa y el Mundo”. También agradeció a la organización “y a nuestros anfitriones aquí en Valencia por lograr mantener esta cita, aún con las necesarias limitaciones y adaptaciones que exige la situación. Permitidme que os transmita todo mi ánimo y apoyo a vuestras empresas, entidades u organizaciones, y a cada uno de vosotros, para superar la grave crisis que padecemos, la peor que hemos vivido como país en más de medio siglo”.

“Todos sabemos que la colaboración público-privada es fundamental, y especialmente en estos momentos. Unos aportan capacidades técnicas y financieras, y otros marcos legales estables, así como medios para que las medidas consensuadas se puedan poner en marcha; siempre con la vista puesta en un futuro mejor para el conjunto de los ciudadanos”.

Para S.M. el Rey, “los directivos y ejecutivos tenéis que tomar numerosas decisiones, y muy relevantes, cada día; decisiones que afectan a vuestras compañías y a las personas que trabajan en ellas. Muchos dais ejemplo diario de unos principios y valores que se sustentan fundamentalmente en el sacrificio y la voluntad; preocupándoos por el conjunto de la sociedad y el mayor bienestar de nuestro país, pero a través de vuestro impacto en el sector empresarial y productivo”.

“Desde muy distintos ámbitos sociales, y hoy día se valora cada vez más que a las responsabilidades que normalmente tenéis, suméis otras como son un mayor liderazgo en innovación y excelencia empresarial, una mayor creatividad (especialmente de cara a la superación de la crisis) y una mayor agilidad, también, para adaptaros a desafíos y situaciones imprevistas”.

“Por tanto –continuó S.M. el Rey- os agradezco mucho el gran esfuerzo de adaptación que estáis realizando y que es inevitable para poder mantener y, en un futuro, ojalá sea lo antes posible, crear empleo y generar riqueza. Sois una parte muy relevante de la solución, y así lo habéis demostrado en los peores momentos de la pandemia. Confiamos en vosotros y os pedimos que sigáis trabajando en la misma dirección. Debemos recuperar la competitividad y el bienestar colectivo. Os necesitamos”.

En opinión de S.M. el Rey, el lema del Congreso ‘El tiempo del liderazgo transformador’ “describe perfectamente el momento en el que nos encontramos. Estamos viviendo una transformación del modelo productivo, de la forma de trabajar y de relacionarnos. Por ello, España necesita de líderes empresariales que busquen y encuentren la forma de potenciar y mejorar el tejido productivo. Son precisos instrumentos innovadores y sostenibles para recuperar los ritmos de crecimiento de hace tan solo un año”.

“Se trata, pues, de sentar las bases de una economía a la altura de los retos del futuro, que faciliten una modernización para que la cohesión social y las denominadas por los expertos industrias de la vida, es decir, aquellas que son esenciales para el bienestar personal, sean resultado del avance de nuestra sociedad”.

“Desde Europa, se está haciendo un gran esfuerzo, con pragmatismo y solidaridad, para luchar juntos y hacer frente a los nuevos retos. Debemos ser conscientes de ello, y valorar las medidas y propuestas de los nuevos mecanismos de recuperación. Focalizarse en la sostenibilidad como eje de acción y apostar decididamente por la transformación digital permitirá que España lleve a cabo esa reestructuración tan necesaria para salir de la crisis”.

“Este entorno cambiante obliga a reflexionar sobre un nuevo orden geopolítico internacional, y es ahí donde la UE, y España, podrían desempeñar de nuevo un papel crucial en los mercados mundiales. En tiempos en los que emergen tendencias proteccionistas debemos apostar por medidas que permitan a nuestras empresas acceder a terceros mercados en igualdad de condiciones. La política comercial de la UE ha de facilitar el crecimiento de nuestras empresas a través de los mercados exteriores, y debe hacerlo al tiempo que fomenta el respeto a los derechos humanos, a los derechos laborales y el medio ambiente”.

“En anteriores ocasiones ya me habéis escuchado manifestar mi confianza al saber que nuestra sociedad cuenta con un conjunto de directivos ‘de altura’, capaces de hacer frente a cualquier reto por complicado que sea. Y hoy, conscientes todos de vuestra capacidad de adaptación, estoy convencido de que lo volveréis a lograr”.

Por último, S.M. el Rey no quiso terminar sin hacer una breve referencia al programa Talento en Crecimiento: “Sin duda, lo que los jóvenes puedan aprender aquí de vosotros les dará conocimiento, fuerza y motivación para emprender y construir su futuro”.

Intervención del presidente de la Fundación CEDE, Isidro Fainé

Isidro Fainé fue el encargado de abrir la sesión de clausura del Congreso de Directivos CEDE, y aseguró en su turno de palabra que nos enfrentamos “a una realidad internacional muy cruda y especialmente grave en España, y no parece fácil que tengamos una recuperación rápida. Pero también sabemos perfectamente lo que nos toca hacer para ayudar a superar esta situación de crisis compleja desde nuestro rol de empresarios y directivos”.

Para Fainé, “debemos estar mentalizados y preparados para un periodo de dificultades cuya duración e intensidad son inciertas. Hoy por hoy, nadie está en condiciones de realizar pronósticos fiables sobre estas cuestiones. Esta crisis y la posterior recuperación tendrán efectos muy desiguales: unos países se desenvolverán mejor que otros; unos sectores funcionarán mejor que otros; unas empresas saldrán fortalecidas, mientras que otras se debilitarán e incluso podrían desaparecer; y unos colectivos sociales, en última instancia, sufrirán más que otros, como ya se empieza a ver”.

“Estar en uno u otro grupo dependerá de varios factores: de la solidez y la flexibilidad que tuviera cada país o empresa antes de la irrupción de la pandemia; de la capacidad de gestión durante la crisis, en todos los ámbitos de las esferas públicas y privadas; y de la rapidez para adaptarse al nuevo entorno que surgirá después de este traumático episodio”.

En opinión del presidente de la Fundación CEDE y de la Fundación Bancaria “la Caixa”, “esta pandemia no es una crisis cualquiera, es una crisis transformadora. Está actuando como catalizador de diversas fuerzas de cambio que ya estaban en marcha. Y además ha sido el desencadenante de otras nuevas tendencias. España tiene bazas a jugar para situarse entre los ganadores. Pero no nos engañemos, no lo tenemos nada fácil”.

“Por un lado, hemos comprobado, con cierta frustración, lo que ya sabíamos: que antes de la crisis, no habíamos hecho todos los deberes para construir una economía: sólida, flexible y, por tanto, resiliente, como las de algunos países del Norte de Europa. Por otro lado, hemos visto con esperanza que las políticas públicas, así como las actuaciones de las empresas y de los trabajadores, han intentado proporcionar las mejores respuestas posibles. Pero los resultados han sido más bien dispares, ya que en algunos casos, no han alcanzado los niveles deseados. Aún estamos a tiempo de mejorar.”

Fainé animó a todos los empresarios y directivos a creer en las posibilidades. “Pensemos que podemos y debemos situarnos en el grupo de los países delanteros en Europa y de ese modo, encarar con las mejores garantías el mundo que vendrá después de la covid-19. Debemos completar cuanto antes los deberes que tenemos atrasados, a fin de poder cumplir, primero, las condiciones que establezca la Unión Europea para recibir los fondos anunciados; y, segundo, para reactivar la economía sin perder la estela de Alemania y Francia”.

Los próximos meses serán decisivos en opinión del máximo responsable de la Fundación CEDE y de la Fundación Bancaria “la Caixa”, “porque a mediados del año que viene tendrán lugar dos acontecimientos cruciales: por un lado, se estarán concretando los proyectos de inversión que recibirán fondos del tan esperado Plan Europeo de Recuperación. Y por otro, el Banco Central Europeo estará revisando los términos de sus Programas monetarios de emergencia. Los representantes políticos deben acordar y comprometer una agenda de reformas estructurales amplias, profundas y estables. Culminar reformas de esta envergadura pasa por alcanzar consensos políticos amplios. Y en esta materia, solo podemos confiar en la racionalidad de nuestros líderes políticos. Por ello, me sumo a las voces de quienes reclaman, a las distintas fuerzas políticas que estén a la altura que exige el momento actual. Y que antepongan los intereses del conjunto del país a cualquier otra consideración”.

Por último, Fainé quiso detenerse en la figura del líder transformador. “Aquellos que encaran con determinación las nuevas situaciones y los nuevos retos, y lo hacen con inteligencia y con prudencia. Son optimistas porque saben que con su buen hacer serán capaces de ayudar a que la empresa supere los tiempos más adversos. Y son sabedores de que la empresa tendrá que transformarse continuamente para competir cada vez más en un entorno exigente y cambiante”.

“Las empresas excelentes potencian las capacidades de sus colaboradores a base de gestionar el cambio de manera eficaz, tanto dentro como fuera de ellas. Son capaces de transformarse continuamente, no ya para adaptarse a las circunstancias anticipando el futuro, sino para incidir sobre el propio entorno creando este futuro. Esta clase de empresas son las que protagonizan el progreso empresarial y económico”.

“Estamos en un excelente momento para que las empresas doblen los esfuerzos y hagan más visible su trayectoria de compromiso con la sociedad; su presente, de lucha contra los más afectados por la pandemia y su interés por el bienestar de las generaciones futuras y de la sostenibilidad del planeta”.

“La sociedad española necesita aprovechar al máximo todos sus recursos para hacer frente a la crisis y a los retos de futuro. Necesitamos exprimir la creatividad; mejorar la productividad; y reforzar la vocación de servicio para superar la cruda realidad a la que antes me referí”, concluyó Fainé.


Intervención de la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño


Por su parte, la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, comenzó su exposición asegurando que el congreso de este año tiene un título muy atinado. “Porque son éstos, tiempos de transformación, de cambio. El contexto está marcado por las incertidumbres. Primero por el desarrollo de la pandemia, pero también por su impacto en la economía”. En opinión de la ministra, “estamos actualmente en una fase de reactivación desde mayo. El tercer trimestre se ha caracterizado por un crecimiento intenso, debido a las medidas adoptadas, y nuestra previsión es que la recuperación se intensifique en 2021”.

Para Calviño, la intensidad de la recuperación “dependerá de la eficacia del control de los rebrotes en nuestro país y de generar un clima de confianza en la sociedad. Lo que más daña a la economía es la incertidumbre”.

Según la ministra, como factores externos para esta recuperación “dependeremos de la evolución económica de Europa y el resto del mundo, pues nuestra economía es muy abierta y nos afecta lo que suceda en otros países. Y también será fundamental cuestiones geopolíticas como la negociación del Brexit. La situación es muy volátil y todas las previsiones han de ser tomadas con cautela y trabajar día a día para tomar las medidas adecuadas en cada momento”.

Calviño no solo se centró en las incertidumbres sino que quiso repasar en su opinión los elementos que hoy pueden aportar certezas: “El Gobierno ha actuado con decisión desde el pasado mes de marzo cuando empezamos a tomar medidas, protegiendo así una base sobre la que empezar la reconstrucción de nuestra economía. Seguiremos actuando dónde y cuándo sea necesario para apoyar al tejido empresarial”.

“La segunda certeza –continuó- es que existe un compromiso fuerte y unánime para dar una respuesta europea a los retos a los que nos enfrentamos, que son globales. Juntos somos más fuertes. Y un tercer elemento es el hecho de que los organismos financieros internacionales están comprometidos con dar una respuesta global”.

La vicepresidenta tercera sí advirtió que la necesidad “de articular respuestas en el corto plazo no nos hace perder de vista los retos a medio y largo plazo. Estos desafíos son si cabe más urgentes y necesarios que nunca”.

Tras hacer un repaso a las ayudas provenientes de Europa y que se comenzarán a desplegar desde 2021, Calviño señaló que nos quedan meses duros por delante. “En tiempos de cambio es indudable que hacen falta liderazgos transformadores como los del Gobierno, los agentes sociales y el de los directivos empresariales, que tienen que tener un papel fundamental en la transformación de nuestro modelo productivo. Solo actuando conjuntamente se pueden sacar proyectos de país de esta envergadura”.

 

Intervención del president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig

Ximo Puig, por su parte, recalcó que esta pandemia “ha puesto en cuestión algunos dogmas, uno de ellos es el individualismo. Hoy más que nunca es importante el diálogo y la unidad. La responsabilidad de sentido común es la base en la que se cimenta nuestra recuperación. Esa concordia tan necesaria a la que aludía S.M. El Rey en la entrega de Premios Princesa de Asturias es absolutamente imprescindible. El diálogo social debe funcionar en toda España”.

“No es hora de trincheras sino de puentes”, siguió asegurando el president de la Generalitat Valenciana. “Es la hora de la buena política, la que no siembra dudas sino que intenta proponer certezas. Hay que ser ambicioso y eficaz pero necesitamos actuar con la máxima inteligencia. Y para ello necesitamos a buenos directivos y trabajadores formados. Ahora ya no basta con las intenciones, hay que acertar, porque de lo que se trata es de transformar”.

Patrocinadores institucionales

Generalitat Valenciana

Diputació

ayuntamiento

Patrocinadores

Naturgy

Telefónica

Colaboradores

Cellnex

Fujitsu

Entidades adheridas al Congreso

Con la colaboración de

a punt

españa salud