04 Nov 2021

S.M. El Rey: “Tenemos que trabajar juntos para encontrar los caminos más oportunos para abordar los nuevos retos a los que nos enfrentamos”

Nadia Calviño: “Hemos puesto en marcha una batería de medidas y ayudas sin precedentes, dentro del plan de recuperación»

Isidro Fainé: “Está al alcance de nuestra mano el superar por completo la crisis y salir reforzados de ella” 

Juanma Moreno: “Andalucía aspira a ser una fuerza motriz en la transformación económica y social que hemos emprendido

  • Su Majestad El Rey clausura el Congreso de Directivos CEDE
  • En el acto de cierre también han participado la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital del Gobierno de España, Nadia Calviño; el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno; y el presidente de la Fundación CEDE, Isidro Fainé
  • Bajo el lema ‘Nuevos tiempos, nuevas oportunidades’ los máximos líderes institucionales y empresariales han reflexionado hoy en Andalucía sobre crecimiento, empleabilidad y responsabilidad del directivo
  • El encuentro, con aforo completo, se ha retransmitido en directo para todo el mundo

 

Córdoba, 4 de noviembre de 2021. S.M. El Rey ha presidido hoy el acto de clausura del XX Congreso de Directivos CEDE, un encuentro celebrado en Andalucía (concretamente en Córdoba) con 877 directivos y ejecutivos presentes en el Palacio de Congresos de la ciudad, retransmitido en directo para todo el mundo y que se ha vuelto a convertir un año más en el evento de referencia para la cúpula empresarial del país. En esta ocasión, bajo el título ‘Nuevos tiempos, nuevas oportunidades’, grandes líderes han debatido sobre el crecimiento, la empleabilidad y la responsabilidad del directivo, dando claves para potenciar e impulsar las empresas de nuestro país.

El acto de clausura también ha contado con las intervenciones destacadas de la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital del Gobierno de España, Nadia Calviño, el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, y el presidente de la Fundación CEDE, Isidro Fainé.

S.M. El Rey inició su intervención recordando que hace 20 años fue invitado al primer Congreso de Directivos CEDE y que se alegra de “continuar haciéndolo porque me permiten conocer vuestras ideas, planes y propuestas, que siempre están directamente relacionados con la realidad de cada momento”.

Para S.M. El Rey esta convocatoria “se produce en un momento en el que tenemos que recuperar muchas de las actividades y recursos de nuestras realidades económicas y sociales anteriores y que se han visto afectadas por las limitaciones que ha traído consigo la Covid-19. Por otra parte, el entorno nacional e internacional ha cambiado tras la pandemia dando lugar a desajustes y dificultades en la economía. Y por ello tenemos que trabajar juntos para encontrar los caminos más oportunos y adecuados para abordar los nuevos retos a los que nos enfrentamos que nos garanticen una recuperación sólida”.

Todas las variables indican que, tras 20 meses muy duros, se va despejando el horizonte de la economía española en opinión del monarca. “La progresiva recuperación de la normalidad que está experimentando nuestra economía está siendo posible, entre otros factores, a la vacunación de la población. Esta situación permite que se reduzca el impacto económico de la pandemia al comenzar a reactivarse la movilidad y a recuperarse el consumo, la inversión y el turismo, lo que sin duda es un éxito colectivo y una nueva demostración de la capacidad de nuestro sistema público de salud y de la responsabilidad y solidaridad del conjunto de la ciudadanía española”.

“Son estas transformaciones –continuó- las que justifican evidentemente vuestro objetivo de recuperar pronto aquellas capacidades que se hayan podido ver mermadas; de configurar pronto un futuro más competitivo y de que queráis aprovechar las oportunidades que en estos momentos parecen atisbarse como más cercanas. Son cercanas y también se ven como más factibles si se piensa en que, a pesar de la crisis de estos meses atrás, es manifiesta la mejora de nuestros tejidos empresariales, que han mostrado muy buenos niveles de adaptación”.

S.M. El Rey puso de relieve en su discurso, dirigiéndose a los directivos presentes, que más allá de la gestión “se necesita vuestra experiencia y capacidad de anticipación, que detectéis y localicéis dónde están las nuevas oportunidades y cómo aprovecharlas. Porque es lo que precisamente exigen estos tiempos”.

“A la complejidad de la situación actual —con cambios geopolíticos, transformaciones tecnológicas y aumento de las interdependencias— cabe sumar dos transiciones sistémicas e imparables que se están produciendo como la cada vez mayor concienciación medioambiental frente a la emergencia climática y también la digitalización. Todo lo que está sucediendo condiciona, sin duda, las oportunidades que surgen y cómo aprovecharlas en esta redefinida globalización con alcance en diferentes ámbitos de nuestra vida”.

“Los nuevos tiempos, las nuevas oportunidades, no tienen por qué cambiar, sin embargo, las claves de las responsabilidades directivas, ni obligan a limitarlas siguiendo pautas y modelos del pasado.

Al contrario, requieren innovar e incorporar aquellos criterios y reglas novedosas que actualicen las maneras con las que afrontar las nuevas circunstancias que presentan los mercados del mañana”, siguió explicando S.M. El Rey.

“Las empresas y la sociedad confían en vuestra profesionalidad como directivos, ya que vuestro papel es cada día más determinante a la hora de contribuir a una innovación que afiance la confianza colectiva con la que poder superar cualquier reto”.

Como punto final a la clausura, S.M. El Rey quiso agradecer el compromiso y esfuerzo de los directivos españoles. “Vuestra labor es esencial en la gestión de recursos que permitan que en las propias organizaciones se pueda trabajar en un ambiente de confianza, compromiso, dedicación y equidad. Y todo ello redundará en un bienestar social y económico más generalizado, permitiendo que se garantice la imprescindible cohesión social. Contamos con un conjunto de directivos en primera línea y preparados ante las nuevas exigencias globales. Y por difíciles que se presenten estos nuevos tiempos será posible gestionar dichas exigencias con el éxito reiterado que ha hecho que nuestra economía pueda seguir compitiendo de manera tan notoria en los nuevos mercados”, finalizó.

 

Intervención del presidente de la Fundación CEDE, Isidro Fainé

Isidro Fainé fue el encargado de abrir la sesión de clausura del Congreso de Directivos CEDE, y explicó que nuestras empresas y el conjunto del país “viven hoy una etapa que presenta dos grandes retos: Recuperarnos lo antes posible de la crisis económica provocada por la pandemia y sacar provecho y adelantarnos a las transformaciones profundas y aceleradas que tendrán lugar en nuestro entorno económico, financiero y social”.

En opinión de Fainé llevamos más de un año y medio inmersos en este cóctel de crisis global y con todo tipo de disrupciones en todos los mercados donde se desarrollan las empresas. “En mi opinión, los empresarios y directivos españoles están llevando a cabo una gran labor que estoy seguro que dará sus frutos”. El presidente de la Fundación CEDE reconoce que se han producido daños y algunas bajas, “pero el tejido empresarial se ha mostrado resiliente, desmintiendo todos los pronósticos agoreros realizados meses atrás. En el Congreso que celebramos el año pasado expresé mi optimismo sobre nuestra capacidad para ir saliendo adelante del trance. Ahora quiero reiterar ese mismo mensaje de ánimo. Sigo convencido de que está al alcance de nuestra mano el superar por completo la crisis y salir reforzados de ella”.

Los empleados y el sector público son, en opinión de Fainé, pilares fundamentales para salir de la crisis y seguir avanzando por la senda del progreso. “Los empleados han mostrado una gran capacidad de adaptación y una gran creatividad ante los cambios derivados de la pandemia. El sector público por su lado ha proporcionado un apoyo excepcional a las familias y a las empresas, que valoramos y agradecemos. Desde la Unión Europea pasando por el Estado central sin olvidar los gobiernos autonómicos y hasta el más pequeño de los ayuntamientos se han involucrado ante la gravedad de la situación empresarial”.

Fainé quiso destacar cinco elementos de especial importancia para la función directiva. “En primer lugar, diligencia para realizar un análisis bien informado y riguroso del entorno.

En segundo lugar, agilidad para actualizar y llevar a cabo los planes estratégicos basados en la nueva realidad. En tercer lugar, una gran determinación para convertir las líneas estratégicas en planes de acción. En cuarto lugar, seguir demostrando que resistimos ante esta realidad tan compleja y finalmente mantener el compromiso fiel con la misión y los valores de cada una de las empresas, en especial la responsabilidad social”.

“En todos los grandes directivos y emprendedores que he conocido –añadió Fainé- he visto combinadas dos cualidades complementarias. Por un lado, determinación y resolución para actuar en el momento adecuado y en segundo lugar la sagacidad, cautela y clarividencia para tener en la cabeza en todo momento un plan con los pasos que vendrán posteriormente”.

“Cuando miramos el panorama a corto plazo, no cabe duda de que la coyuntura ha mejorado muchísimo respecto al año pasado. Y todo indica que la reactivación se ampliará a lo largo de 2022 gracias a tres factores. El éxito de las vacunaciones masivas, donde España destaca en positivo; el buen tono de las grandes locomotoras internacionales, como son EE.UU., China y Alemania; y tercero las inversiones y las reformas ligadas a los fondos europeos de recuperación”, aseguró Fainé.

También apuntó que en el panorama económico a corto plazo se dibujan también algunos obstáculos, y especialmente las turbulencias que previsiblemente surgirán cuando las autoridades económicas empiecen a retirar las numerosas medidas de estímulo ahora existentes.

“La inflación se ha convertido en estos momentos en un problema que tenemos que vigilar muy de cerca, para ver qué efecto tiene sobre la coyuntura general y sobre nuestros costes, como las materias primas o los salarios. Veremos qué tipo de acuerdos alcanzan los países de la Unión Europea en relación con la reducción del déficit público. No es fácil saber cuál es la velocidad idónea para volver a la disciplina presupuestaria en cada país”.

“A nivel español serán cruciales las disposiciones que habrá que tomar en materias como los ERTEs, las moratorias o los concursos empresariales, donde ahora hay unas reglas especiales de tipo transitorio que deberán ser revisadas con tiento y delicadeza”.

En el ámbito de las empresas Isidro Fainé puso encima de la mesa cinco retos pendientes: “aumentar el tamaño de nuestras empresas, eliminar la burocracia, potenciar la formación de los trabajadores, reducir las desigualdades en el seno de las empresas y cuidar la calidad y atención de servicio al cliente. El sector público también tiene su lista de deberes para ayudar a que España forme parte del grupo de países delanteros en los próximos años. Por un lado, asegurar la sostenibilidad de las finanzas públicas y por otro sacar adelante la agenda de reformas comprometidas con la Unión Europea en el marco del fondo de recuperación”.

El máximo responsable de la Fundación CEDE hizo una llamada a aprovechar todas las ventajas de la colaboración entre el sector público y el sector privado. “También enfatizamos la necesidad de construir y preservar un marco regulatorio que sea fiable -de modo que proporcione seguridad jurídica- e inteligente, porque se puede hacer compatibles la eficiencia con la equidad”.

Tras remarcar que los directivos reiteran su compromiso con la sociedad explicó que la reflexión estratégica “debe ser un ejercicio permanente, y más aún en momentos de crisis transformadoras tan intensas como la causada por la Covid.

El entorno está cambiando tanto y tan rápido que todas las empresas deberían revisar a fondo sus planes estratégicos y someterlos a vigilancia constante”.

Por último, Fainé remarcó que a los directivos y empresarios “nos corresponde en estos momentos tirar del carro, porque es lo que nos toca hacer, porque es nuestra vocación y porque será nuestra manera de contribuir al progreso de la sociedad, a la que tanto debemos. Ese es el puerto al que nos dirigimos: ofreciendo un buen servicio a los clientes, dando más y mejores oportunidades de desarrollo profesional y creando riqueza para el bien del Estado y la sociedad. Porque queremos en última instancia una sociedad más próspera y a ser posible más equitativa”.

“Estoy convencido que trabajamos y trabajaremos con esfuerzo, con pasión y con ilusión. Y que siempre tendremos muy presente que liderar es servir”, finalizó Fainé.

 

Intervención de la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño


Nadia Calviño fue la segunda en intervenir en la clausura tras Isidro Fainé. La vicepresidenta primera del Gobierno de España
empezó asegurando que la vacunación ha sido un punto de inflexión clarísimo para España. “La recuperación está en marcha y va de menos a más. Podemos estar satisfechos del trabajo realizado si echamos la vista atrás. Hemos puesto en marcha una batería de medidas y ayudas sin precedentes”, asegurando que siempre es mucho más eficiente proteger a que se produzca una destrucción y tener después que reconstruir”. Estas medidas, en opinión de Calviño, han sido fundamentales para evitar males mayores.

“Gracias a la respuesta coordinada con Europa tenemos una salida de la crisis muy diferente con respecto a las del pasado y eso se ve ya en la recuperación del empleo, de los ingresos fiscales, la protección dada a los colectivos más vulnerables y la recuperación de la inversión”. Para Calviño esto ha sido fundamental para tener una perspectiva positiva del futuro, y es aún más importante invertir bien la ayuda procedente de la UE.

“Gracias al plan tenemos un nuevo tiempo que brinda nuevas oportunidades. Tenemos la oportunidad de decidir cómo queremos que sea nuestro país” en opinión de Calviño, que considera que el termómetro del mercado de trabajo indica que la recuperación está llegando a la renta de las familias.

“Ya hemos recuperado los niveles de empleo efectivo prepandemia. Ahora tenemos que conseguir que sea una recuperación fuerte, sostenida y justa, que llegue a toda la población y a todos los territorios. Y contamos para ello con un buen plan de recuperación que también nos permitirá reformas de aquí a 2026, un proceso transformador sin precedentes”.

La vicepresidenta primera se refirió también a la reforma laboral asegurando que tan importante como las inversiones son las reformas. “Tenemos que trabajar intensamente para tener un buen acuerdo de aquí a final de año sobre la reforma laboral. Es un hito importante del plan de recuperación” que marca Europa. “Estamos en un momento de modernización muy intensa de nuestro país y es imprescindible que tengamos un marco laboral que acompañe y cree trabajos de calidad. Necesitamos un nuevo contrato social para ese ciclo transformador que ahora se inicia”.

Para finalizar, Calviño incidió en la necesidad de colaborar y cooperar entre el sector público y privado y se mostró segura de que entre todos “vamos a ser capaces de hacer de este reto un éxito. Y juntos podremos. No se trata de optimismo sino de realidad y evidencia empírica. España es un ejemplo de éxito en estos últimos 40 años”, finalizó. 

 

Intervención del presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno

Justo antes de la clausura de S.M. El Rey fue el turno del presidente de la Junta de Andalucía. Juanma Moreno remarcó que estamos en la hora de la verdad tras superar la fase más grave de la pesadilla de la pandemia. “Andalucía aspira a ser una fuerza motriz en la transformación económica y social que hemos emprendido” aseguró, y lo constató con datos tan favorables como los que sitúan a Andalucía con un crecimiento de su PIB por encima de la media nacional. “Son datos que nos llenan de orgullo y estímulo”.

Moreno Bonilla habló del importante papel que deben jugar las Administraciones Públicas para ayudar en la recuperación: “Debemos contribuir a que las empresas sigan generando riqueza, empleo y prosperidad, y se consigue haciendo un esfuerzo colectivo, bajando impuestos, facilitando las tareas, proporcionando seguridad y certidumbre, protegiendo y fomentando el empleo de calidad. Y garantizando un clima de estabilidad que atraiga inversión. Entendiendo que solo los empresarios son los que generan progreso”.

El presidente de la Junta de Andalucía también apeló a la unidad de todas las administraciones, sector privado y sociedad para alcanzar los objetivos. “Andalucía está lista para el futuro y contamos con todos los que estén preparados para sumarse a este desafío”, concluyó Moreno Bonilla, no sin antes resaltar las cualidades de Andalucía y Córdoba y agradecer al Congreso de Directivos CEDE la apuesta hecha al organizar su XX Congreso en tierras andaluzas.

 

Un Congreso que supone el punto de partida al 25 aniversario de CEDE

Ante los tiempos complejos que atravesamos, esta edición del Congreso ha tenido la voluntad de situarnos más que nunca junto a los que toman decisiones en las empresas de nuestro país, para encontrar las herramientas y ayudas necesarias para favorecer su crecimiento.

Con el lema ‘Nuevos tiempos, nuevas oportunidades’, los principales líderes españoles han dialogado y reflexionado sobre crecimiento, empleabilidad y responsabilidad del directivo, dando las claves para la potenciación e impulso de las empresas españolas.

El Congreso de este año es un hito importante para la Confederación Española de Directivos y Ejecutivos ya que supone el punto de partida de la celebración del 25 aniversario de CEDE.

 

El XX Congreso de Directivos CEDE ha tenido también este año un formato híbrido, presencialmente y retransmitido en directo para todo el mundo. Concebido como un programa de televisión, la retransmisión ha contado con un diseño propio que, reforzado con las técnicas televisivas, ha hecho que directivos y ejecutivos hayan vivido y participado en el encuentro de forma inédita.

El Congreso ha contado con el respaldo institucional de la Junta de Andalucía, Extenda, Diputación de Córdoba y elAyuntamiento de Córdoba; el patrocinio de Agbar, CaixaBank, Deloitte, KPMG, Naturgy y Telefónica y la colaboración de Cellnex, Fujitsu, Neolith, Canal Sur, Emacsa, Sadeco y San Rafael Motor.

 

Una nueva edición de ‘Talento en Crecimiento’

Con el objeto de poner en valor el esfuerzo de los jóvenes, el XX Congreso de Directivos de CEDE acogerá una nueva edición del programa ‘Talento en Crecimiento’. El proyecto está especialmente dirigido a los jóvenes cordobeses e incluye ponencias con directivos desde la visión de los recursos humanos. La jornada se celebrará durante la mañana del 5 de noviembre en el Real Jardín Botánico de Córdoba, y será inaugurada por el alcalde de Córdoba, José María Bellido.

‘Talento en Crecimiento’ tiene el patrocinio de CaixaBank, Cámara de Comercio de España, Fundación Bancaria “la Caixa”, Hidralia y el Fondo Social Europeo de la UE, y cuenta con la colaboración de Agbar, Deloitte, Fundación Bertelsmann y la Fundación Princesa de Girona. Como colaboradores institucionales están Junta de Andalucía, Extenda, Diputación de Córdoba y Ayuntamiento de Córdoba.